lunes, 18 de mayo de 2015

Fiestas del Colegio. Un dia especial para todos

Llegamos ese viernes muy pronto por la mañana al colegio. El maquillaje y la pintura de los disfraces escondían nuestra cara de cansados, pero había algo que ni el mejor de los disfraces podía esconder; el brillo de ilusión en todos nuestros ojos, y hay que decir que un cierto nerviosismo por que todo saliera como estaba planeado.

Hacer el pregón delante de todo el colegio, (desde los más pequeños que nos miraban con sus inocentes caras de incredulidad, hasta los más mayores, que reían al vernos con semejantes pintas) fue algo mágico para todos por muchos motivos. Seguro que muchos de nosotros no sabríamos ni explicar muy bien por qué; mostramos a todos un gran proyecto conjunto que llevábamos preparando semanas y en el que habíamos invertido muchísima ilusión, esfuerzo, y dedicación; un proyecto que para todos y cada uno de nosotros tenía un significado especial. Tenemos que añadir que ese día no habría sido el mismo sin la ayuda y dedicación de Carmen y Raúl, que nos acompañaron en todos los ensayos y se sabían cada baile tan bien como nosotros.

Cada vez que nos vamos haciendo más mayores, parece que resulta más difícil disfrutar con las pequeñas cosas; pero podemos asegurar que aquel día, con solo un baile al ritmo de “I´ll be there for you” todos nos sentimos inmensamente felices.

Esa tarde, los personajes de los Simpsons, el Príncipe de Bel-Air, Cuéntame, Toy Story y Disney Channel atendimos el quiosco, pintamos la cara, maquillamos e hicimos mechas a los más pequeños, jugamos al fútbol, bailamos, reímos y deseamos con todas nuestras fuerzas que el tiempo se detuviera unos instantes, conscientes de que nos acordaremos de aquel día durante mucho tiempo.

Cuando nos quisimos dar cuenta, era la hora de recoger y de volver a la tele sin que pudiéramos hacer nada para impedirlo.

Estábamos agotados y muy tristes de que aquel día llegara a su fin, pero por encima de todo, estábamos satisfechos con el resultado y felices de haber compartido esos inolvidables momentos con nuestros compañeros. Al final del día solo una canción resonaba una y otra vez en nuestras cabezas, y con ella, una promesa que esperamos ser capaces de cumplir. “I´ll be there for you…”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada