miércoles, 15 de junio de 2016

Cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes


¡Todos conocemos a Cervantes!
Este año se conmemora el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. Por este motivo, queremos que todos conozcáis un poco más a nuestro más insigne escritor: Miguel de Cervantes.
Aquí os dejamos unas biografías para que podáis disfrutar de ellas en las clases.

Miguel de Cervantes Saavedra nació en Alcalá de Henares en 1547. Su padre se llamaba Rodrigo de Cervantes Saavedra y su madre Leonor de Cortinas.
Su juventud la pasó en Madrid, Valladolid, Sevilla y Córdoba.
En el año 1571 se alistó en la armada y en una Batalla, la de Lepanto se hirió la mano izquierda y ya para siempre perdió el uso de ella. Unos piratas turcos le apresaron, a él y a su hermano Rodrigo, y les llevaron a Argel hasta que en 1580 y después de muchos problemas e intentar fugarse, quedó libre.
Por aquella época, Cervantes se enamoró de una hermosa dama portuguesa, doña Isabel de Saavedra, y tuvieron una hija. Pero aún no empezaría a escribir.

En 1584 se casó con Catalina de Salazar. Su trabajo consistía en recoger víveres para la Armada en Andalucía pero tuvo de nuevo problemas. Por ejemplo le acusaron de la muerte de un caballero al que recogió porque estaba herido. Así que se marchó a Madrid. Desde finales de 1598 en los que escribió preciosos sonetos hasta 1603 no hay documentos conocidos suyos. Por eso no se sabe de verdad lo que le impulsó a escribir El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Pero una cosa si es cierta, se sabe que estuvo en la Mancha y que además allí tuvo algunos contratiempos. En el año 1585 escribió La Galatea.
La primera parte de El Quijote sale a la luz en 1605 . Tuvo gran éxito del público y se hicieron cuatro ediciones de la obra en ese mismo año. Además escribió sus doce novelas ejemplares:
(La Gitanilla, La fuerza de la sangre, Rinconete y Cortadillo, La española inglesa, El amante liberal….)
También escribió obras de teatro: ocho comedias nuevas y ocho entremeses.
Pero no logró con ellas ni éxito popular ni bienestar económico. En 1617, se publicó, aunque el ya no estaba vivo “Persiles y Sigismunda”.
Reconocieron su obra y la admiraron pero siempre vivió pobre. Cervantes encontró un verdadero protector en Don Pedro Fernández de Castro, Conde de Lemos. Cervantes le daría las gracias por todo lo que había hecho por él hasta los últimos días de su vida. Poco le faltó para no ver publicada la Segunda Parte de El Quijote porque se publicó muy poco antes de morir. Falleció el 22 de abril de 1616 en su casa de Madrid y enterrado el 23. A día de hoy, no se sabe dónde está su tumba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada