martes, 7 de mayo de 2013

Fiestas del Colegio. Epílogo



Hoy, después del viernes de las fiestas del colegio, los alumnos de primero de bachillerato hemos vuelto a la realidad, se nos acabó la magia. Estamos en ese momento en el que no nos creemos que estas fiestas, nuestras fiestas, se hayan acabado, queremos más. Pero no es solo el viernes lo que echamos de menos, sino que echamos de menos todos esos días de trabajo que hubo detrás. El tiempo ha pasado muy rápido desde aquellas primeras reuniones en los recreos donde gritábamos, peleábamos y nos quejábamos; o desde aquella reunión primera en Francia donde veíamos que se nos echaba el tiempo encima. Hoy para todos ha resultado raro salir al recreo y no quedarnos en decoración, arbitrando partidos, o simplemente viéndolos.  Sin duda, la sensación de no tener que ir más veces por la tarde al gimnasio verde, donde tantas horas hemos pasado, ha sido una sensación de tristeza, porque nos damos cuenta de que ya no oiremos más veces un “raise your glass if you’re wrong…” o sonidos de varitas rompiéndose; ya no hay  más grupos de whatsapp hablando acerca del vestuario, de que hay que trabajarlo más, o de los nervios; no hay más charlas, más reuniones o más estribillos de las canciones individuales de las que tan hartos acabamos.
En definitiva se nos hace raro todo, ¡incluso no vender papeletas! Pero sin duda, de lo que todos estamos muy seguros es que las fiestas salieron como queríamos y para nosotros serán recordadas como únicas, las fiestas de la generación del 96, esas con las que soñábamos organizar desde pequeñitos. Ahora nos toca volver otra vez al mundo real y poner las mismas fuerzas y energías que pusimos para las fiestas, en acabar este curso del que siempre tendremos un recuerdo imborrable.

Para ver más fotos del Pregón, pulsa aquí
Para ver más fotos del concurso de bailes y de las finales deportivas, pulsa aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada